top of page

Los papás, los adolescentes y el teléfono


El uso de los celulares se ha convertido en parte de la vida de muchos adolescentes y con ello surgen nuevos retos y problemas.

 

Jonathan Hadit, el reconocido psicólogo social, ha señalado que la actual crisis de salud mental y académica que viven los adolescentes está directamente relacionada al uso de los celulares. A partir del 2012, la mayoría de los americanos adquirieron un celular, y a partir del 2015 dos tercios de los adolescentes lo hicieron; la salud mental y el desempeño académico de ellos empezó su tendencia a la baja. El impacto ha sido para ambos sexos, pero el daño es mayor para las chicas.

 

Además, en mi libro La Transformación del Adolescente, y en mi seminario del mismo nombre, muestro la correlación del uso del celular y la pornografía, el ciberbullying, el sexting, los

llamados grupos de la muerte, y la interacción con pedófilos. Presento la investigación en psicología y policial de por qué los chicos no deberían de tener un celular smartphone y dispositivos con acceso libre a Internet antes de los 15 o 16 años. También explico la necesidad de aplicaciones como Family Link para tener control del tiempo y las aplicaciones, así como la creación de un contrato firmado por el hijo y los papás para dejar las condiciones claras de su uso y favorecer una experiencia positiva con el celular.


Por todo eso y porque mi hijo ya tiene un teléfono celular, elaboré el siguiente contrato que les comparto para que lo usen con sus hijos haciendo las modificaciones pertinentes.

 

CONTRATO PARA EL BUEN USO DEL TELÉFONO CELULAR

 

1.      El teléfono celular no es un derecho, sino un privilegio que debes de ganar cumpliendo los elementos de

2.      este contrato

3.      Para hacer uso del celular necesitas tener un promedio de calificaciones de mínimo 85

4.      Solo puedes usarlo una hora al día

5.      Al llegar de la escuela tienes que entregárselo a tu mamá para hacer tu tarea y ejercicio

6.      Si has terminado tu tarea puedes usarlo a partir de las 7 pm. Puedes usarlo para escuchar música mientras haces ejercicio.

7.      No audífonos en el automóvil

8.      Cualquier aplicación tiene que ser aprobada por papá o mamá

9.      Las aplicaciones de redes sociales serán investigadas por papá y mamá para valorar su conveniencia. Si se aprueban, solo podrás usarlas 20 minutos al día. Estarán a prueba por un mes. Papá y mamá pueden acceder a su contenido cuando quieran y generarán una solicitud de amistad

10.   No celulares en la mesa

11.   No celulares cuando vamos a casas de familias de amigos

12.   La gente primero que el teléfono. No puedes tratar mal a nadie por algo relacionado con el teléfono y cuando estés con alguien necesitas dejar el teléfono a un lado y darles tu atención

13.   No puedes usar el celular para ver o acceder a contenido inapropiado o para mayores de edad

14.   No puedes usarlo para: hacer o recibir bullying, mandar o recibir fotografías de tu cuerpo sin ropa o de otros sin ropa, o para conversaciones inapropiadas

15.   Recuerda, una vez que publicas algo pierdes el control de ello. Se llama digital blueprint. Y los demás pueden hacer el uso que ellos quieran. Sé inteligente, antes de compartir o publicar piensa ¿es verdad? ¿es necesario? ¿es bueno? Si no, mejor no lo hagas

16.   Finalmente, papá o mamá pueden, en el momento que ellos consideren apropiado, pedirte el celular y guardarlo.

 

Acepto las condiciones de este contrato y me comprometo para cumplirlas lo mejor posible para tener uso del celular.

 

 

_____________                                   _______________                                       ___________________

Hijo                                                                    Papá                                                                  Mamá

 

Una vez elaborado el contrato, es necesario presentarlo de manera amable al hijo explicando sus beneficios y reconociendo las posibles molestias que genere. Después, tiene que ser firmado por papás e hijos.

 

El objetivo del contrato es para que sus hijos hagan un buen uso del celular. Recuerden, ustedes son la autoridad por lo que tienen el derecho de poner las condiciones sobre el uso del teléfono y sus aplicaciones. Sus hijos pueden dar su opinión y negociar las cláusulas del contrato, pero ustedes tienen la última palabra.

 

No olviden que el celular no es un derecho sino un privilegio que se deben de ganar. Y nosotros, como papás debemos de supervisar para su uso adecuado.


Mi hijo aceptó bien el contrato, y si bien no lo protege contra todos los riesgos, si nos da una base para que pueda aprovechar todos los beneficios.

 

Les mando un abrazo y les deseo mucho éxito implementando el contrato.


Dr. Mario Guzmán Sescosse



bottom of page