top of page

10 recomendaciones para psicólogos (con recursos y enlaces)

Recientemente, una persona en YouTube, me preguntó que qué podía recomendarle a los psicólogos recién egresados. Me quedé pensando en qué me hubiera gustado que me dijeran cuando yo egresé, por lo que decidí hacer esta lista de 10 recomendaciones. Por su puesto no son exhaustivas, e invito a los psicólogos que compartan cuáles otras agregarían a la lista. Pero después de 20 años de ejercer esta hermosa profesión creo que las siguientes 10 recomendaciones me hubieran sido de gran ayuda al inicio de mi carrera. Espero que también lo puedan ser para ustedes.


Vamos a ver cuáles son estas 10 recomendaciones y te dejo links que pueden ampliar tu conocimiento de lo que aquí abordo (si prefieres ver el vídeo en YouTube haz clic aquí o escucharlo en mi podcast Descifrando Labeirntos haz clic aquí )

Psicólogos recomendaciones

1. Sé humilde. Tu aprendizaje y tu disciplina (psicología) son importantes, pero nadie tiene todas las respuestas. No esperes comprender la complejidad humana con nuestras limitadas teorías. Son sólo una aproximación a una realidad más compleja de lo que podemos comprender. Como señaló Steven Hayes en una entrevista “Todas las teorías están equivocadas, solo es cuestión de tiempo para entender cómo, en qué y por qué están mal. Pero todas están equivocadas. Unas más que otras, pero ninguna es perfecta”. Y es que eso es la ciencia, eso es lo que nos permite seguir avanzando, así que no sobrevalores el poder de nuestras teorías.

2. No dejes de aprender. Todas las teorías tienen algo que aportar a tu entendimiento de lo humano. Estúdialas lo más que puedas, pero escoge una en la cual volverte experto. No puedes ser experto en todas. Y evita al máximo el eclecticismo. Si quieres integrar teorías busca modelos como la terapia multimodal, la terapia de esquemas o la terapia cognitivo-analítica, pero no las mezcles por ti mismo. Son modelos complejos y a veces incompatibles.

3. Intenta cosas nuevas: Cada paciente es diferente, incluso cuando tienen el mismo diagnóstico. Algunas cosas que te sirvieron con otros pacientes te servirán y otras no. Por eso necesitarás intentar cosas nuevas con cada paciente. Recuerda que tienes estrategias a nivel cognitivo, emocional, conductual y social. Todas son validas

4. Reconoce tus competencias y tus límites. No hay nada peor que creer que tu lo sabes todo y que puedes con todos los casos. Todos tenemos competencias y límites. Identifica las tuyas, refuerza tus fortalezas y trabaja en tus carencias. Se honesto explicándoles a tus pacientes lo que puedes y no puedes hacer. Lo que sale de tus competencias refiérelo a alguien más

5. Reconoce tus errores. Si te equivocas discúlpate, aprende de la experiencia y vuélvelo a intentar. Nadie se hace experto de la noche a la mañana y el ensayo y el error es parte de la preparación.

6. Respeta las creencias religiosas de tus pacientes. Muchos psicólogos no tienen creencias religiosas y en su formación poco o nada les hablaron de los beneficios de estas. Es más, suele ser común que les enseñaron lo contrario, a desdeñar las creencias religiosas. Sin embargo, la investigación señala que las creencias religiosas de nuestros pacientes son un factor de protección psicológica, aceleran la recuperación y promueven fortalezas psicológicas y sociales de gran importancia. Así que respeta sus creencias, conócelas más y pregúntale cómo integrarlas en el tratamiento.

7. Pide supervisión. Si tienes un colega con más experiencia que tú y que está dispuesto a supervisará u orientarte entonces aprovéchalo. Dale las gracias y saca los más que puedas de esa experiencia. Aceleraras tu aprendizaje y tus resultados con tus pacientes. La supervisión es clave en tu crecimiento profesional.


8. Cuida de ti. Ve a terapia. ¿Cómo esperas ayudar a otros sino te ayudas a ti mismo? Ir a terapia te permitirá comprender lo que se siente ser paciente, desarrollar más empatía para tus pacientes y resolver tus propios conflictos. Es una gran forma de crecer profesional y personalmente. Además, el traumatismo vicario y el burnout es cosa común entre los psicólogos, por lo que además de terapia haz ejercicio, aliméntate bien, duerme bien, ten vida social. Practica el autocuidado.

9. Cobra bien. Tu preparación, tus años de estudios y tu trabajo son valiosos y por ello necesitas cobrar bien. Tu trabajo no es una obra de caridad, sino el ejercicio de una profesión para el bien de tus pacientes. Claro que es deseable tener pacientes con los que puedes tener un precio especial si lo necesitan o incluso un número de pacientes a quienes no les cobres o les cobres muy poco como labor social. Pero no demerites tu trabajo, la mayoría de tus pacientes deberían de pagar tu cuota y esta debe de estar basada, en tu preparación, experiencia y años de ejercer la profesión

10. Disfruta y agradece lo que haces. No te olvides de disfrutar lo que haces. Escogiste esta profesión porque te gusta. Así que no te satures, recuerda porqué te hiciste psicólogo y trata de disfrutar a todos tus pacientes. Y claro, agradece el privilegio de acompañar a la gente a afrontar y resolver sus problemas. Es un privilegio para ambos, para el paciente y para ti.


Espero que estas 10 recomendaciones sean de ayuda en tu práctica clínica. Te invito a que dejes tus comentarios y tus recomendaciones para que si podamos todos aprender.


Saludos con aprecio

Dr. Mario Guzmán Sescosse




コメント


bottom of page